viernes, 21 de septiembre de 2007

NO MOLESTAR. |sémorder,vetedeaquí|


Hoy no tengo ganas de decir metáforas. Ni nada que inventarme y exagerar. Sólo un poquito de rabia por no entender, por ser explosiva sin razón, por mi tono de voz. Quizá estoy molesta conmigo misma, o probablemente aburrida.
Este espacio se me está haciendo pequeño. Ó quizá yo me la estoy tirando de grande. Alzo la voz y no se entiende, y espero que las cosas salgan como me place. Ser niña caprichosa por segundos no es lo mismo a serlo por minutos, horas, días y quizá toda tu vida.
El bendito cuento de que "nadie me entiende, todos me odian" se gastó hace tiempo. Tu casa es tu casa, por ende es un infierno. Lo azul bonito se pinta de vez en cuando, el resto del tiempo hay que golpear las paredes, tragarse la lengua, silenciar los reclamos y aplicar el ácido cuando se puede.

Por eso, hoy me quedo sentada viendo el techo, a mi perro dormir y pensando en nada. Leeré algo que me saque de la incomodidad y el sofoco. Necesito uno de esos letreros de "NO MOLESTAR" y que nadie, absolutamente nadie se atreva a "ladillarme".

[I closed the door, get out of here]

2 comentarios:

Bárbara Lavestia dijo...

mmm si si, a veces sucede. Aunque no sé qué es mas sano, si quedarse en el ostracismo o buscar compulsivamente compañías que te hagan olvidar ese malestar, tan interno, íntimo, inmenso.
Seguramente tu opción es la mas sana. Así que, vaso medio lleno según mi opinión...

Besos pacman, gracias por pasar,
velveré y seré comentario!

jesus maury dijo...

tu post me hace recordar dias de adolescencia.. o esos dias en que amanezco de mal humor contra el mundo sin ninguna explicación, nada mejor que buscar dentro de sí mismo el motivo y darle la vuelta a la moneda, obligasrse a si mismo a sonreir y ver el lado positivo de las cosas... te descubrí en el blog de echa pa fuera... saludos!!