sábado, 7 de octubre de 2017

/









La muerte huele a limón, bachaco.
Y siempre espero verte pasar
Para aplastarte y aspirar             tu cítrica agonía
que me alborota las papilas
        me obsesiona
con pies aplastantes
que asfixian todo

Nos parecemos, bachaco
y te mato por puro reflejo
Por conocer esos caminos
                  enseñarte con cuidado
para saber
qué sentía él
                    dónde la lengua
                    qué boca abierta
al verme retorcida
sin cabeza
en el suelo de los sueños.

domingo, 24 de septiembre de 2017

mi canal




A veces lo poco que se dice necesita un ojo y varios espejos.

He aquí la otra costilla. El compañero de mi (ya no) solitario blog.

. .




Dijiste que vendrías
tan sentimental           te cuidé un lugar
me mantuve en vela
soltando un llanto inútil

eso
no te haría volver

soñé con días y tus manos
mientras entendía la distancia
el desprecio callado
de lo que siempre diste


dijiste que vendrías
y creí en la espera
en lo que prometiste
para no escucharme más

supe
                 tan idiotamente
que no te haría volver

para
re   gre   sar         
primero se debe
estar

miércoles, 9 de agosto de 2017

''.''.''''.''''.






Pudimos estar
viendo la lluvia
    pretendiendo el amor.

tenerlo todo
luego del diluvio sufrido

el agua
que contiene nuestro peso
sigue corriendo

sigue corriendo

y espero
        mojados los pies
creyendo

domingo, 23 de julio de 2017

.



Las moscas
                    que gustan del cambúr
se pegan a mis codos
a mis ojos
haciendo esto más difícil

Cocino para mi
                    pensando en ti
en el calor de la tarde callada
que huele a mangos abiertos
a tierra pisada
a hoja podrida
sin tener indicio                                      
de tu arrastrado andar.

muevo el aire
me rasco la cara
se pasa la hora

y las malditas moscas
se pegan a mi pierna


huelen la podredumbre de la espera