martes, 2 de octubre de 2007

Con ron en las venas.



No estas allí,

En el sitio que se implora.

No estas en mis ojos, como alfombras,

que esperan escurrirse en tu presencia.

Porque esta vez no es amor.

Es estar allí sin querer nada más.

Es plasmarte sin atributos, sin exigencias,

sin atenciones permitidas.

Es sólo dar la mano,

La mía,

La tuya,

La de ellos,

La de todos,

En una sola.

Es brindarme una luciérnaga,

en mitad de mi oscuridad.

Es llenarme de gritos, y no querer

Hablar jamás.

Esta vez, soy yo,

Que clamo,

Un respiro oportuno,

Un segundo de sol,

Una estrella de alcohol,

Una persona… que me conozca.

[Por nuestro código, nuestra burbuja... salud y gracias]

2 comentarios:

steppenwolf dijo...

me gusta lo que escribes...llevas un alma contigo y eso es escaso en estos días...

Vanys dijo...

Que bueno, encontrar alguien infrencuente hoy en dia no es comun.
Muy interesante tu espacio. Lo disfrute mucho. Voy a volver si?

Gracias por visitar el mio.

Bs.