martes, 15 de abril de 2008

Me desperté soñando


Bebimos demasiado. Una charla social, como si no nos quisiéramos. Sólo lloraste por mirarme fijamente a los ojos. Mis pedazos de orgullo sucumbieron a tu alma desnuda. Me pediste que no te dejara, que esta vez me quedara. Habían pasado 2 años sin habernos rozado los labios. Mi cara de niña. Mi corazón en trozos. Te abracé como respuesta. Yo sólo quería un “aquí me tienes” silencioso. Lloraste aún más. Te arrullé, como un niño. Enrollado en mis brazos, sentado en mis piernas, me dijiste que me amabas. Quité tus lentes y sequé tu rostro. Mi beso tibio en tu frente. Te amo, desde siempre. Balbuceaste un “No te vayas” y mis brazos protectores te decían que no lo haría. ‘No te vayas, compañera’. ‘No me voy, amado escritor’.

Una canción de cuna, que jamás canté, fue lo que te hizo dormir en mis brazos. ‘No me voy, compañero. Yo aquí he estado siempre’.

Y luego... desperté.
Era lunes


Lunes 31/03/08.

7 comentarios:

Vanyz dijo...

Un sueño?..Un deseo? o un dìa despues.
Cualkiera de ellos bello igual.

Besotes niña, un placer leerla siempre.

Ah!, tenes ganas de comer budìn de pan?..

Bs.

|Andina| dijo...

Un deseo, mezclado con el sueño en plena mañana.
Cosas que pasan por la mente...

Belladona dijo...

Ayyy vale.. me voy a poner celosa.. bueh.. esas alucinaciones mañaneras son buenas, lo malo es pararse y darse cuenta q tenemos mal aliento.

Besos.

BELMAR dijo...

¿por qué "infrecuentes" tus saludos?

|Andina| dijo...

... Porque no es lo mismo ser infrecuente que inconstante ;)

Maily Sequera dijo...

Carajo, Andi.
Ciertamente, hay cosas que uno sueña|desea|vive, cuando quiere de más eso que uno |en parte| se inventó. Esas cosas son la muerte más cruel. Una tortura que cuando se presenta, te atropella como una gandola... y sólo los poetas pueden decir eso porque han sobrevivido a trenes y camiones anchilargos.
Que tú me dejes estas imágenes, me revuelve las mías como náuseas viejas. Por eso, como escritora, te odio/te quiero
Un abrazo en sobrecito para cuando duela :)

Emilián dijo...

...la vida sigue su curso...

...y es un sueño.