domingo, 4 de enero de 2009



¿Y cómo empiezo?
¿Contándote que estoy bien?
¿Que hice una lista de cosas que dije que haría
pero que estoy segura que sólo cumpliré la mitad?
No sé, tú dime. Allá desde tu ausencia.

Creo que empezaré por darle fin a aquella carta,
comenzar una nueva,
y lanzar buenos deseos al aire, aunque no los sienta.

Diré que ha llegado un salvavidas momentáneo,
que ni él mismo lo sabe, pero lo sospecha.
Que mi vida se ha organizado asimétricamente
y que poco me importa la perfección pensada.
Que tengo los amigos de siempre,
junto a un puño de nuevos que amo.
Que me curé la mitad del cuerpo
y que la otra sigue igual, y seguirá.

Que sigo odiando los domingos solos,
los sábados rifados
y algunos viernes que para qué hablar.

Que me despido de las cosas
de la misma manera en que vienen.
Que lloro igual o peor.
Que sonrío más y maliciosamente.

Que sigo siendo poeta, así no escriba.
Malabarista de sueños tristes y rotos.

Y que, ¿sabes?
estoy aprendiendo a volar.



03.01.09

3 comentarios:

Gerardo Carvajal dijo...

y al que no le guste, que no se lo coma... punto.

Belaid dijo...

Me gustó amiga... adelante, extiende tus alas, tu puedes...La quiero, sabe? Besos...

gacbriela dijo...

Feliz 2009 amiga cibernetica espero k tengas un excelente año y tus metas puedan ser cumplidas y si acaso tienes trabas para realizarlas pues saques algo positivo ;) saludos bye bye